Proyecto San Carlos de Apoquindo, Santiago, Chile

Gonzalo y Maritza buscan renovar su hogar, pero su principal desafío era hacerlo manteniendo todos sus mobiliarios, especialmente aquellos que habían sido diseñado por ellos mismos y los cuales deben llevarse el mayor protagonismo, además conservar elementos decorativos como pinturas y telar que contenían un significado afectivo ya que estos habían sido hechos por sus hijos y/o familiares, para diseñar e implementar se clasificó el contenido existente y se ordenó de modo que todo mantuviese un lenguaje de diseño más moderno ya que se veía bastante anticuado, se decidió trabajar bajo una paleta de colores neutros e incluso aplicar detalles en negro como lo podemos ver en los marcos de los espejos, maceteros y en la propuesta de enmarcar el arte bajo una misma linea para crear un patrón en cuánto a la decoración, del mismo modo el uso del color blanco como en muros, alfombras y textilería del comedor tienen como objetivo iluminar, dar la sensación de amplitud y otorgarle protagonismo a los muebles dispuestos en los espacios. La simetría es muy importante al momento de organizar el mobiliario y la exposición del arte, todo con el fin de ordenar y llegar a modernizar el espacio.